Inaugura el buen tiempo en las mejores playas de Tenerife

La primavera ya está aquí y estamos ansiosos por inaugurar la temporada de sol con un buen chapuzón en la playa. Aunque Tenerife puede presumir de temperaturas suaves durante prácticamente todo el año, la mejor época para disfrutar de sus aguas empieza precisamente ahora. Si estás pensando en visitar el Hotel Vanilla Garden próximamente, estás de enhorabuena, dado que vas a poder conocer nuestras mejores costas con un buen clima asegurado. Toma nota de estas recomendaciones:

 

Playa de Fañabé

Muy cerca de nuestro hotel, en el municipio de Adeje, se encuentra esta fabulosa extensión de 600 metros de arena blanca. Su bandera azul garantiza que responde a los estándares de calidad medioambiental, algo crucial para el desarrollo del turismo sostenible. Con unos atardeceres y amaneceres dignos de postal, se trata de unos de los lugares con más actividad de la isla y más apreciado por los locales. Entre sus servicios, el visitante podrá encontrar aseos, duchas, hamacas o sombirllas. Es además ideal para ir con niños, puesto que cuenta con zona infantil y promete un oleaje muy tranquilo.

 

Playas de Troya

También en el sur de la isla encontraremos estas dos playas estrella en la costa de Adeje. Su arena es de tipo volcánico, una experiencia obligatoria para todo aquel que llegue a la isla. Es ideal para la práctica de actividades acuáticas a pie de playa gracias a su oleaje tranquilo. En la avenida que la rodea podrás encontrar centros comerciales, restaurantes, cafeterías, cajeros… o simplemente un espacio para pasear y disfrutar del ambiente.

 

El Médano y La Tejita

Dos de los lugares más especiales y espectaculares de la isla. Por un lado, El Médano, ideal para actividades de viento como el windsurf o el kitesurf o para un baño de lo más refrescante. Su orografía y distribución convierten a esta playa en una de las más especiales para visitar y tus fotografías con la montaña roja al fondo levantarán todas las envidias posibles en tus redes sociales. Por otro lado, si buscas algo un poco más salvaje o simplemente una opción nudista en la zona, no dudes en acercarte a La Tejita.

 

Playa del Abrigo

En la zona este de la isla se encuentra esta joya de arena negra, especialmente insólita para el viajero que nunca ha disfrutado del sustrato volcánico en todo su esplendor. Sus aguas son transparentes y de oleaje moderado, y el ambiente suele ser bastante tranquilo y sin gran afluencia. En ella encontrarás también los Roques de Fasnia, un monumento natural contra el que impactan continuamente las olas, dando lugar a un espectáculo sin precedentes.

 

Playa de Benijo

No es de extrañar que los locales presuman del Parque Natural de Anaga, es uno de los espacios que más identidad aportan a la isla y que suele ser de parada obligatoria para los turistas. Con vistas a los icónicos Roques de Anaga encontramos un conjunto de playas de una belleza soberana: Taganana, Benijo y Almáciga. Sin duda, entre todas ellas la reina es Benijo, cuyo acceso resulta un poco complicado a través de una hilera de escaleras –casi- interminable, pero que te hará pasar una de las jornadas más mágicas durante tu estancia. Su oleaje suele ser muy grande, por lo que recomendamos prestar atención a las señales y, sobre todo, mucha responsabilidad.

 

Playa de El Bollullo

Otra de las joyas del norte de la isla, de arena profundamente negra y olas amplias. Situada muy cerca de La Orotava, son muy características sus formas volcánicas y unas aguas tan limpias y frescas como llenas de fuerza. Al igual que en caso anterior, conviene extremar precauciones a la hora de darse un baño.

 

Playa de Las Gaviotas

Ideal para aquellos que quieren desconectar y entrar en comunión con la naturaleza. Es muy frecuente la práctica del nudismo en ella, aunque si prefieres no hacerlo, el respeto y la armonía entre visitantes están garantizados. Su oleaje es fuerte pero, si se toman las precauciones adecuadas, es un espacio ideal para ir con niños.