Lugares con encanto en el sur de Tenerife

Hablar de lugares bonitos en Tenerife es prácticamente una redundancia. Es una isla majestuosa, llena de parajes increíbles que ofrecen un amplio abanico de opciones, para todos los gustos y preferencias.

Lo más común es que nos recomienden ir al norte de la isla cuando buscamos información sobre lugares a los que podemos ir; pero es que el sur de Tenerife también tiene muchos lugares con encanto que deberíamos conocer.

Las playas podemos verlas con arena negra, blanca, beige, fina, de piedras pequeñas, piedras grandes, calas, con olas, sin olas… Siempre con un clima fantástico que podemos disfrutar durante todo el año.

  • El Médano en el municipio Granadilla de Abona, es la playa por excelencia para los amantes del deporte como el kitesurf o windsurf. Sobra el espacio para volar una cometa, dar una caminata por la arena o disfrutar de un mojito frente a la playa.
  • Playa Honda tiene olas ideales para pasar un buen rato con la tabla de surf. Para los que nunca lo han hecho, pueden tomar clases allí mismo. Pero también hay sitio para los que prefieren disfrutar de una hermosa puesta de sol.
  • Playa la Arena en Puerto Santiago, ofrece un paisaje único de arena negra y brillante, estupenda para hacer unas fotos muy originales.
  • Las Vistas en Arona, es una playa amplia, ideal para pasar un día en familia con los niños. Además está frente al Puerto de Los Cristianos, por si surge la idea de dar un paseo a las islas vecinas más cercanas. En barco podemos llegar a La Gomera o La Palma en unas dos horas, más o menos.

Pero Tenerife sur es mucho más que playas bonitas. Hay paisajes realmente exuberantes que podrían dejar boquiabierto a cualquiera.

  • El Acantilado de Los Gigantes en Santiago del Teide es una muestra de ello. Ofrece uno de los paisajes más imponentes de todo el archipiélago canario. Los Guanches (primeros habitantes de la isla) le llamaban La Muralla del Infierno por su altura de unos 600 metros y su profundidad de hasta 30 metros. Ver el fondo marino en este lugar es impresionante y se puede visitar haciendo excursiones en kayak o en barco. Esta segunda opción es estupenda si se quiere ir con niños porque durante la travesía se pueden ver nadar a los cetáceos.
  • Barranco del Infierno en Adeje es otro lugar con encanto del sur de la isla. Con una extensión de casi dos mil hectáreas, entre profundos barrancos y lomas estrechas se muestra un paisaje único. Es un lugar protegido como Reserva Natural Especial, por lo que el acceso está limitado a un máximo de 300 personas al día, bajo reserva y con un horario estricto.

Si lo que buscas es dar un paseo tranquilo en el sur de Tenerife puedes visitar algunos pueblitos encantadores, donde podrás degustar la comida típica, probar algunos de los mejores vinos de la zona y disfrutar del calor de su gente.

  • Vilaflor de Chasna en Granadilla de Abona es curiosamente el municipio más alto de toda España, con aproximadamente 1400 metros sobre el nivel del mar. Aquí se encuentran viñedos y bodegas donde se puede degustar vino de la mejor calidad y prestigio.
  • Arico el Nuevo en la Villa de Arico, Con tan solo 180 habitantes es un pueblito pequeño con mucho encanto. Aquí aún se conservan algunas casonas antiguas típicas del lugar, que está declarado Conjunto Histórico con aproximadamente medio siglo de antigüedad.

Con todos estos ejemplos se hace evidente que Tenerife es el lugar perfecto para desconectar de la rutina. Es variado y adaptable a todos los públicos. Ofrece playas, barrancos, montañas, vistas espectaculares, pueblitos mágicos, gente maravillosa, sol radiante con un clima envidiable, aguas templadas, zonas de deportes, ocio, relax y mucho más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *